Saltar al contenido
Ascensores Info

Montaplatos

montaplatos

Es fácil imaginar, en los restaurantes y hoteles, a un montón de trabajadores yendo y viniendo por las escaleras o por lo elevadores, mientras trasladan los pedidos de cada cliente. Sin embargo, para efectos de la realidad, esto no es así. Las escaleras y ascensores se encuentran perfectamente libres para que los usuarios les usen con absoluta libertad.

Esto se debe al uso de lo que se puede definir perfectamente como un elevador en miniatura. Los restaurantes y hoteles aprovechen el tamaño y la discreción de estos equipos para repartir los pedidos de manera sutil, sin que ello represente un gran alboroto en escaleras, ascensores y pasillos.

Montaplatos o montapaquetes
Montaplatos o montapaquetes

Son los montaplatos equipos muy prácticos en este ámbito, y solo es necesario que alguien cargue los pedidos al pequeño elevador y alguien que los reciba en el piso de destino. Esto es un verdadero plus, en lo que a transporte vertical se refiere.

¿Qué es un montaplatos?

Son equipos pequeños, que tienen la construcción y la configuración similar a la de un elevador; pero estos no llevan personas. Su finalidad es trasladar alimentos, objetos de oficina y otros materiales de dimensiones reducidas y poco peso. Este medio de transporte vertical es vital para el ahorro de tiempo y la reducción de la vistosidad.

Este equipo permite que el personal de los hoteles y restaurantes aprovechen el máximo de tiempo, dedicándolo así a las actividades más productivas. Además, los clientes no llegan a notar el movimiento de las cosas a través de la edificación. Por eso se ha convertido en el perfecto aliado de estos dos tipos de comercio.

¿Para qué sirve un montaplatos?

Sin duda, el traslado de alimentos o materiales de una planta a otra requiere de tiempo y, naturalmente, del uso de los espacios físicos del edificio. El montaplatos sirve para eliminar a la mínima expresión el primero, y casi por completo al segundo; cuestión que constituye una gran ventaja.

Es un equipo increíblemente útil para trasladar materiales de un piso a otro. Ya sean bodegas, hoteles o restaurantes, el montaplatos será una gran adquisición. Este equipo es capaz de transportar cargas pequeñas, que alcancen hasta los 100kg de peso. Otra ventaja bastante significativa, ya que llevar 100kg cargados en los brazos sería bastante complicado.

Características de un montaplatos

El montaplatos es un equipo excepcional, que cuenta con grandes características. A continuación, hablaremos de ellas, para que conozcan mejor sus virtudes como maquinaria de transporte vertical.

  • La longitud del viaje: esto depende directamente del tipo de montaplatos que instale. Si busca velocidad y el recorrido es corto, entonces uno eléctrico es perfecto. Si busca cubrir un trecho más largo, debe sacrificar la velocidad y optar por un equipo hidráulico.
  • Velocidad: los eléctricos destacan en este renglón, alcanzado velocidades que van desde los 30 hasta los 40 cm/s.
  • Peso: pueden movilizar sin problemas hasta 100kg de peso; suficiente para mercaderías pequeñas.
  • Alimentación: funcionan con un motor eléctrico, pero el consumo depende del tipo de montaplatos y el motor que tenga instalado.
  • Puertas: tienes puertas de tipo guillotina. Esto facilita mucho las labores de carga y descarga, ya que al abrir una de las hojas, la otra se mueve automáticamente; así se desplazan de manera conjunta hacia arriba y hacia abajo respectivamente.
  • Acceso: para comodidad del usuario, la puerta de acceso siempre está, cuando menos, a la altura de la cintura o de un mostrador cercano.
  • Organización: tienen entre 2 y 4 compartimientos para que la mercadería pueda ser trasladada de manera organizada, de este modo no se mezclen entre sí.

Dimensiones de un montaplatos

Ya hemos dicho que estas máquinas similares a un levador son pequeñas, pero si te gustan los datos precisos, entonces hablemos de las medidas exactas que tienen estos novedosos equipos. Las medidas pueden variar según el modelo del montaplatos y de quien lo construye; pero lo habitual es que tengan 80cm de altura, con 60cm de largo y 60cm ancho.

¿Dónde se puede instalar un montaplatos?

Los hoteles y restaurantes son los principales lugares donde se instalan estos equipos, pero también funcionan bastante bien en edificios donde se encuentren diversos complejos de oficinas, en los que se muevan grandes cantidades de papeles y documentos diariamente. Los comercios donde se moviliza mercadería constantemente también les dan uso.

Los comercios pueden intentar mover sus productos sin que esto sea percibido, o simplemente con el fin de que no interfirieran las labores de traslados de la mercadería con otras propias del recinto. De cualquier manera, el montaplatos se puede instalar sin problemas.

Tipos de montaplatos

El sistema de funcionamiento es el que define directamente el tipo de montaplatos que se va a instalar. Los eléctricos y los hidráulicos son los dos tipos de dispositivos que se instalan en las edificaciones que así lo requieren.

Cada equipo está provisto de su propio mecanismo y forma de funcionamiento, pero el objetivo de ambos es el mismo; trasladar pequeñas cargas a diferentes niveles del edificio.

Montaplatos eléctricos

El método de funcionamiento de estos montaplatos es exactamente igual al de un elevador común. Es un motor eléctrico quien transforma la energía eléctrica en mecánica para mover la cabina y el contrapeso, que están unidos por medio de una guaya fabricada en acero. El contrapeso ayuda a equilibrar la fuerza que debe realizar el motor para mover la cabina.

Tanto la cabina como el contrapeso se desplazan a través de rieles, que garantizan la seguridad del recorrido. Gracias a los continuos avances a nivel tecnológico, algunos equipos trabajan sin contrapeso; sin embargo, estos requieren de motores de mayor potencia para poder mover la cabina.

Montaplatos hidráulicos

En este modelo actúan conjuntamente un pequeño motor eléctrico y una bomba, que es la que trabaja con el fluido del equipo. Este trabajo mancomunado hace mover un cilindro, encargado de recoger la guaya que sujeta la cabina para que esta suba.

El accionar de bajada es más sencillo, ya que el motor no debe encenderse. Con el aprovechamiento de la inercia de la cabina, el aceite va saliendo de la bomba y la cabina baja lentamente.